31 dic. 2016

Mensajes en un blog no lucrativo




Estoy escribiendo esto el último día del año según hemos sido programados para creer, visto que coincide con el cierre de las cuatro estaciones... Lo que tiene su lógica matemática. Son exactamente la 1:11, del día 31/12/2016, el momento que he empezado a escribir esto. Ya se dieron cuenta que duermo muy poco porque no necesito tantas horas de sueño.
Quiero enviar un mensaje especial a todos ustedes y retroalimentar los mensajes que envío a mí misma porque yo soy ustedes y viceversa. Somos todos parte unos de los otros. Lo que nos divide son nuestras creencias...
Pero una revelación nueva derriba cualquier creencia vieja, tarde o temprano... Todo tiene su fecha de caducidad y su muerte.

La Crisis:
La crisis sólo existe para quien cree en ella y el dinero sólo es nocivo, en exceso o en falta, para quien le ha convertido en su Dios, fuente de toda felicidad y orgullo. Quien se define por el dinero que tiene (o no tiene) está en serios apuros existenciales y en breve tendrá que lidiar con eso porque el dinero en la forma tangible que conocemos no tiene el valor que aparenta. El Poder político sólo lo es tal porque delegamos nuestro poder personal a sus ramificaciones. Por ende somos sus prisioneros y esclavos. La libertad no existe en forma tangible y respirable, porque la humanidad no cree en ella. Tampoco sabe ejercerla cuando la tiene integrada en su mente. Se limitan a ajustarse, escurrirse y esto nos margina a todos los que ya no estamos integrados en el sistema dominante. El miedo y la cobardía no son aspectos anímicos tolerados por la libertad... Es incompatible la libertad y el miedo. Por lo tanto no se proclamen libres en las redes sociales, blogs, corralitos activistas, cuando en la vida real, vuestros traseros son incapaces de moverse y sus bocas son incapaces de articular siquiera una palabra de lo que decís sobre vuestra convicción libertaria en vuestros respectivos muros virtuales.
El dinero en sí mismo no es más que un símbolo de trueque moderno pero actualmente no hay suficientes riquezas en las arcas de las naciones para justificar la enorme circulación física de moneda. El dinero existe porque existe el concepto de "deuda". Cuanto más dinero circula en un país, más pobre es. Pero esto ya sabéis todos los que fueron despertados por la Era de la revolución de los medios. El problema es que, a veces sabemos de algo, pero no queremos darle "crédito" porque el Titan nos parece demasiado grande para luchar con él. Pero el Titan juega con vuestra lupa de aumento forjada en la cobardía. Gracias a Internet, sabemos como funciona el sistema monetario, la política, las guerras, la hambruna y todo lo que convierte este planeta tan bello generoso, sagrado, pero finito, en una dimensión infernal. Nuestra mente es infernal y traicionera y no habrá salida mientras no haya una purificación de creencias colectiva. Así que todos somos parte del problema que nosotros mismos luchamos contra, en virtud de que nuestra arma de lucha se resume solamente en "hablar del tema" sin "actuar en el tema".
Internet es un acelerador de conocimientos, pero también es un acelerador de ilusiones. No estamos usando bien su poder y es más, les hemos convertido en un mercado agresivo e invasivo, donde si queremos saber algo en concreto tenemos que pasar por millones de filtros purificadores de información. Hace tan sólo 10 años, no teníamos que bucear en profundas aguas fecales para encontrar un mísero diamante informativo. Eso delata la mala utilización de una herramienta de unión global que la humanidad nunca verá igual salvo si logran desarrollar la telepatía.

La telaraña de arácnidos venenosos:
Es normal que todos quieran ganar dinero sin dar palo en agua, sentados delante sus ventanas LCD. Yo soy la primera en defender que el trabajo es algo que debe ser abolido, dejando lugar para que la gente trabaje en aquello que le de placer, no en aquello que le haga sufrir. Pero lamento deciros que todo se está colapsando y las posibilidades están agotándose por repetición. Ya no hay nada nuevo y esto es muy mala señal. Paren de correr a ninguna parte y reflexionen. Es ridículo tener una página que incite a la liberación de la esclavitud consumista, ofrezcan temas de autoayuda, fomente la educación y ofrezcan informaciones importantes de salud mental y física, llena de publicidades engañosas. Digo por dar un ejemplo en lo que se ha vuelto la "creencia" en la crisis y el provecho de algunos "listos" que de sabios tienen poco, en usar, por ejemplo, la crisis, como forma de vender fórmulas de ganar dinero en Internet. Esto es pan para hoy y hambre para mañana porque está llegando el momento en que ya no se lo cree nadie.
No están vendiendo ninguna obra de arte, por el arte mismo, sino publicidad de las corporaciones. Las páginas "marchant" de arte ya no se satisfacen con las comisiones de venta. Te cobran por publicar. Esto es ser un comercial de mierda. Serían más honrados en pedir donaciones para mantener sus páginas, dominios, servidores y ganar dinero en el proceso, tal como hace Wikipedia. Pero les sobra vergüenza para pedir donaciones y les falta para obligar a sus lectores a cliclar sobre una publicidad molesta que sólo da dinero si logras que millones de personas se empeñe en leer tus mierdas de información que muchas de las veces son dudosas... Es muy factible y lucrativo, desde luego... Pero es deshonesto y la fealdad, la pesadez y la intrusión ha tomado cuenta hasta de las páginas con los temas más didácticos y relevantes. Es cierto que los blogs y páginas que van de "saber vivir" están ganando millones, pero no veo nadie por ahí, en la vida real, sabiendo vivir orientados por estas páginas ¡Dejen de ser imbéciles, por lo que más queráis si es que aprecian algo en esta vida!

Cambiando de tema:
El caos en que se ha convertido el mundo es responsabilidad de todos, pero aparentemente sólo afecta aquél que está más cerca de las zonas cero, por la sencilla razón de que han sido programados para creer que son inferiores. No obstante, una oleada de sucesos, no tardará en arrebatar esta creencia infame que está arraigada en la mente humana que insiste en clasificar superiores e inferiores. Incluso, ustedes mismos, los adeptos a la igualdad, se traicionan con expresiones discriminatorias... Sí, sí...
Estaba yo mirando mis escritos en Facebook remontando hasta cinco años atrás y casi no he dado crédito a la sarta de gilipolleces que he dicho. Sí, señores... Yo me leo y releo y he visto como estaba plagada de ira e impotencia disfrazada de "sabias palabras"... La transición de uno mismo empieza por un gran colapso personal. Es desenmascarase a escalpelo puro. Cuando eres capaz de asumir y aceptar este colapso personal y lidiar con él con mucha paciencia, no significa que vas a ser todo un sabio de la noche a la mañana... Sólo significa que eres menos idiota que en el día anterior.
Para terminar, les digo una cosa muy importante: Yo no escribo lo que escribo para cambiar a nadie... Me limito con cambiarme a mi misma y comparto lo que vengo aprendiendo por si las moscas. Pero no tengo pretensión alguna. Puede que esté equivocada en lo que expreso, pero por regla general, si algo funciona es porque la fórmula o la mecánica es correcta y lo que expreso funciona conmigo. Sin embargo, no intenten cambiar a los demás. La gente no cambia hasta que no tenga que enfrentarse con las consecuencias de su propia estupidez, con el dolor, porque aprender plácidamente parece que no divierte... y a veces mueren en el intento. Se suicidan. Pero es el riesgo de salir de la Zona de Confort y construir una vida basada en la verdadera libertad mental, donde uno se conoce a fondo y guarda el secreto de cómo lo logró, incluso porque si diera la fórmula entera, no serviría para el otro, pues cada uno debe crear la suya. Pero una molécula de esta fórmula, es Universal: Perder el puto miedo a verse desnudo delante del espejo inmenso que es el mundo, que cada uno de nosotros hemos puesto un grano de heces para crear una montaña gigantesca de estiércol. Ahora toca limpiar la mierda Global.


Andréa Cristo 2016
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...