31 dic. 2016

Mensajes en un blog no lucrativo




Estoy escribiendo esto el último día del año según hemos sido programados para creer, visto que coincide con el cierre de las cuatro estaciones... Lo que tiene su lógica matemática. Son exactamente la 1:11, del día 31/12/2016, el momento que he empezado a escribir esto. Ya se dieron cuenta que duermo muy poco porque no necesito tantas horas de sueño.
Quiero enviar un mensaje especial a todos ustedes y retroalimentar los mensajes que envío a mí misma porque yo soy ustedes y viceversa. Somos todos parte unos de los otros. Lo que nos divide son nuestras creencias...
Pero una revelación nueva derriba cualquier creencia vieja, tarde o temprano... Todo tiene su fecha de caducidad y su muerte.

La Crisis:
La crisis sólo existe para quien cree en ella y el dinero sólo es nocivo, en exceso o en falta, para quien le ha convertido en su Dios, fuente de toda felicidad y orgullo. Quien se define por el dinero que tiene (o no tiene) está en serios apuros existenciales y en breve tendrá que lidiar con eso porque el dinero en la forma tangible que conocemos no tiene el valor que aparenta. El Poder político sólo lo es tal porque delegamos nuestro poder personal a sus ramificaciones. Por ende somos sus prisioneros y esclavos. La libertad no existe en forma tangible y respirable, porque la humanidad no cree en ella. Tampoco sabe ejercerla cuando la tiene integrada en su mente. Se limitan a ajustarse, escurrirse y esto nos margina a todos los que ya no estamos integrados en el sistema dominante. El miedo y la cobardía no son aspectos anímicos tolerados por la libertad... Es incompatible la libertad y el miedo. Por lo tanto no se proclamen libres en las redes sociales, blogs, corralitos activistas, cuando en la vida real, vuestros traseros son incapaces de moverse y sus bocas son incapaces de articular siquiera una palabra de lo que decís sobre vuestra convicción libertaria en vuestros respectivos muros virtuales.
El dinero en sí mismo no es más que un símbolo de trueque moderno pero actualmente no hay suficientes riquezas en las arcas de las naciones para justificar la enorme circulación física de moneda. El dinero existe porque existe el concepto de "deuda". Cuanto más dinero circula en un país, más pobre es. Pero esto ya sabéis todos los que fueron despertados por la Era de la revolución de los medios. El problema es que, a veces sabemos de algo, pero no queremos darle "crédito" porque el Titan nos parece demasiado grande para luchar con él. Pero el Titan juega con vuestra lupa de aumento forjada en la cobardía. Gracias a Internet, sabemos como funciona el sistema monetario, la política, las guerras, la hambruna y todo lo que convierte este planeta tan bello generoso, sagrado, pero finito, en una dimensión infernal. Nuestra mente es infernal y traicionera y no habrá salida mientras no haya una purificación de creencias colectiva. Así que todos somos parte del problema que nosotros mismos luchamos contra, en virtud de que nuestra arma de lucha se resume solamente en "hablar del tema" sin "actuar en el tema".
Internet es un acelerador de conocimientos, pero también es un acelerador de ilusiones. No estamos usando bien su poder y es más, les hemos convertido en un mercado agresivo e invasivo, donde si queremos saber algo en concreto tenemos que pasar por millones de filtros purificadores de información. Hace tan sólo 10 años, no teníamos que bucear en profundas aguas fecales para encontrar un mísero diamante informativo. Eso delata la mala utilización de una herramienta de unión global que la humanidad nunca verá igual salvo si logran desarrollar la telepatía.

La telaraña de arácnidos venenosos:
Es normal que todos quieran ganar dinero sin dar palo en agua, sentados delante sus ventanas LCD. Yo soy la primera en defender que el trabajo es algo que debe ser abolido, dejando lugar para que la gente trabaje en aquello que le de placer, no en aquello que le haga sufrir. Pero lamento deciros que todo se está colapsando y las posibilidades están agotándose por repetición. Ya no hay nada nuevo y esto es muy mala señal. Paren de correr a ninguna parte y reflexionen. Es ridículo tener una página que incite a la liberación de la esclavitud consumista, ofrezcan temas de autoayuda, fomente la educación y ofrezcan informaciones importantes de salud mental y física, llena de publicidades engañosas. Digo por dar un ejemplo en lo que se ha vuelto la "creencia" en la crisis y el provecho de algunos "listos" que de sabios tienen poco, en usar, por ejemplo, la crisis, como forma de vender fórmulas de ganar dinero en Internet. Esto es pan para hoy y hambre para mañana porque está llegando el momento en que ya no se lo cree nadie.
No están vendiendo ninguna obra de arte, por el arte mismo, sino publicidad de las corporaciones. Las páginas "marchant" de arte ya no se satisfacen con las comisiones de venta. Te cobran por publicar. Esto es ser un comercial de mierda. Serían más honrados en pedir donaciones para mantener sus páginas, dominios, servidores y ganar dinero en el proceso, tal como hace Wikipedia. Pero les sobra vergüenza para pedir donaciones y les falta para obligar a sus lectores a cliclar sobre una publicidad molesta que sólo da dinero si logras que millones de personas se empeñe en leer tus mierdas de información que muchas de las veces son dudosas... Es muy factible y lucrativo, desde luego... Pero es deshonesto y la fealdad, la pesadez y la intrusión ha tomado cuenta hasta de las páginas con los temas más didácticos y relevantes. Es cierto que los blogs y páginas que van de "saber vivir" están ganando millones, pero no veo nadie por ahí, en la vida real, sabiendo vivir orientados por estas páginas ¡Dejen de ser imbéciles, por lo que más queráis si es que aprecian algo en esta vida!

Cambiando de tema:
El caos en que se ha convertido el mundo es responsabilidad de todos, pero aparentemente sólo afecta aquél que está más cerca de las zonas cero, por la sencilla razón de que han sido programados para creer que son inferiores. No obstante, una oleada de sucesos, no tardará en arrebatar esta creencia infame que está arraigada en la mente humana que insiste en clasificar superiores e inferiores. Incluso, ustedes mismos, los adeptos a la igualdad, se traicionan con expresiones discriminatorias... Sí, sí...
Estaba yo mirando mis escritos en Facebook remontando hasta cinco años atrás y casi no he dado crédito a la sarta de gilipolleces que he dicho. Sí, señores... Yo me leo y releo y he visto como estaba plagada de ira e impotencia disfrazada de "sabias palabras"... La transición de uno mismo empieza por un gran colapso personal. Es desenmascarase a escalpelo puro. Cuando eres capaz de asumir y aceptar este colapso personal y lidiar con él con mucha paciencia, no significa que vas a ser todo un sabio de la noche a la mañana... Sólo significa que eres menos idiota que en el día anterior.
Para terminar, les digo una cosa muy importante: Yo no escribo lo que escribo para cambiar a nadie... Me limito con cambiarme a mi misma y comparto lo que vengo aprendiendo por si las moscas. Pero no tengo pretensión alguna. Puede que esté equivocada en lo que expreso, pero por regla general, si algo funciona es porque la fórmula o la mecánica es correcta y lo que expreso funciona conmigo. Sin embargo, no intenten cambiar a los demás. La gente no cambia hasta que no tenga que enfrentarse con las consecuencias de su propia estupidez, con el dolor, porque aprender plácidamente parece que no divierte... y a veces mueren en el intento. Se suicidan. Pero es el riesgo de salir de la Zona de Confort y construir una vida basada en la verdadera libertad mental, donde uno se conoce a fondo y guarda el secreto de cómo lo logró, incluso porque si diera la fórmula entera, no serviría para el otro, pues cada uno debe crear la suya. Pero una molécula de esta fórmula, es Universal: Perder el puto miedo a verse desnudo delante del espejo inmenso que es el mundo, que cada uno de nosotros hemos puesto un grano de heces para crear una montaña gigantesca de estiércol. Ahora toca limpiar la mierda Global.


Andréa Cristo 2016

29 dic. 2016

Tu Eres Tú Dios - Tú Es lo que Es



Seguramente ustedes, los me conocen, pensarán que no rezo más que mantras. Estáis equivocados al cubo cuántico. Yo rezo en un día, mucho más que un hirviente cristiano pueda hacer en un año. Pero sin apelar a ningún Dios y sin atisbo de victimismo o fanatismo. Apelo a mi Subconsciente.
El Subconsciente es un Dios infalible, existente, tangible, omnipotente, omnipresente pero lo mejor de todo: Es nuestro amigo incondicional... Él que nunca nos traiciona. Todo lo hace para mantenernos satisfechos. Si te recreas siendo víctima, esta será la orden que interpretará para que te sientas colmado en que todos se apiaden de ti, porque eso te hace sentirse protegido, cuidado, rodeado de atenciones. Lo mismo pasa si recibe el mensaje de que la abundancia y la salud te colma de alegrías y bienestar. Él hace lo que tu ordenas consciente o inconscientemente (no confundir Inconsciente y Subconsciente).
El Subconsciente, no distingue entre lo bueno o malo que determinas, aunque te responsabiliza de los efectos de tus creaciones que pueden venir a ser malignas, benignas, o lejos del bien y del mal, " consecuencias armoniosas", que viene a ser la liberación de la dualidad. Él sólo vive dentro de ti para ejecutar tus "mandamientos", pero si pudiera actuar sin tus órdenes, te armonizaría y te haría "perfecto". Pero es un Dios "mandado" por la sencilla razón de que obra por amor incondicional, respetando tu libre albedrío y si tu "felicidad oculta es retozarse en el fango y culpar a los demás por este hecho" así será. Por esto denominaron "Rendirse al Universo" a la intención absoluta de "armonizarse". El Subconsciente es tu enlace directo entre tú y el Universo. Rendirse al Universo, no significa bajar los pantalones, sino saber cuando la guerra ya no tiene sentido y ha mermado tus soldados porque estás luchando contra tu propia paz de espíritu con creencias que al fin y al cabo, las creaste tú o "permitiste" que alguien te las introdujera... Y como la "paz de espíritu" no lucha, lo único que logras es que ella se aleje de tu zona de guerra, regalando su ausencia, puesto que no aprecias su presencia.
Cuando siento ganas de matar a alguien por ser un asco de persona - esto es cosa del Ego y otros arquetipos enfermos quienes están tentándome (no el demonio) - observo mis pensamientos y les congelo. Entonces hago una llamada a mi Subconsciente - cuyo le he puesto un nombre y apellidos de un ser humano, pero es un secreto - preguntándole qué es lo que "debo" matar en mí misma. ¿En qué me parezco a esta persona que me causa un sentimiento de rabia, violencia o rechazo automático? El sentimiento en cuestión es una alarma. Incluso cuando me veis criticar algo, si me conocéis personalmente, en contemplación de la sociedad, sabéis soy consciente de que parte de lo que critico habita en lo más profundo de mí misma. Es por esto que escribo... Para identificar la "enfermedad" latente, que no ha sido despertada por un bloqueo natural de la "razón" y sus principios. Pero sigue ahí, aunque en letargo. Por esto se proyecta en una situación, persona, lugar que no te gusta, que te causa molestias de varios grados... En fin. El mundo es un laberinto de espejos, donde la salida está en reconocer el propio reflejo desnudando cualquier otro disfraz, desvelando "tú YO mismo" integralmente, con defectos y virtudes. Mientras no llegas a este estado, atribuirás y delegarás todas tus responsabilidades a todo lo que está en el exterior, aunque el Subconsciente te recordará que no es así y que has creado todo lo que ves a tu imagen y semejanza. Por esta razón nuestro mundo está lleno de "esferas" divididas en dos clases: La de los afortunados y desafortunados donde da igual que sean ricos o pobres, puesto que ya puedes ver personas que lo tienen todo, mas viven en el infierno y otras que no tienen nada viviendo como príncipes y viceversa. Por ende somos responsables del mundo por herencia y continuación por un reflejo condicionado a través de un aprendizaje equivocado...
Mis oraciones siempre tienen las grandes preguntas "Qué, Por qué, Cómo, Para qué, Dónde y Cuándo", pero la diferencia es que no hago estas preguntas a un Dios invisible y externo. Dios está dentro, no fuera de nosotros. Si sabemos incubar los sueños, por ejemplo, el Subconsciente se comunica abiertamente con nosotros por esta vía y a través de metáforas, nos enseña qué es lo que estamos ocultando a nosotros mismos, puesto que nos lleva a las dimensiones desconocidas de nuestra psique. Por otro lado no hace falta dormir para entrar en contacto con el Subconsciente. Él nos sorprende con "situaciones" en estado de vigilia donde nos encierra en los productos de nuestras propias creaciones, pero nunca nos deja sin llaves para salir de ellas. A veces esta llave está en nuestras manos y no la vemos por ceguera selectiva o por una de las peores razones: El miedo a tomar la riendas del inmenso poder que nos ha otorgado el Universo.
El miedo es un sujeto muy cabrón, porque le hemos dado un poder que no le corresponde tal como hemos hecho con el Ego. El miedo, como el deseo, crea situaciones equivalentes a su estado vibratorio. Si tienes miedo a padecer de cáncer, hay una probabilidad enorme de que eso suceda. Si deseas vivir en el paraíso terrenal lleno de dicha, hay la misma probabilidad...
En virtud de esto, vemos a personas maravillosas pasando auténticos calvarios y personas consideradas detestables viviendo como Dioses. No sirve de nada ser buena persona con los demás y pésima persona consigo mismo.
El colectivo programado por el dogma Judeocristiano, llama a su subconsciente Dios, Jesús Cristo, San Noséqué y homólogos, Lamentablemente ven virtud en el sufrimiento, en el miedo, en la humildad desmedida, en la "santurronería" y el puritanismo. Cuando no, en la arrogancia, presunción de superioridad, la dominación, la opresión, represión y la marginación de quien no piensa igual a su Dios personal.
He encontrado mis llaves y mis oraciones de apertura de puertas de los encierros de la terquedad. Pero todas ellas han sido forjadas a través de una principal, La Maestra, que ha nacido de una reflexión invocando el autoconocimiento, que es la sentencia (o decreto) que está plasmada en la imagen que acompaña este texto.
Andréa Cristo (Finales de 2016)

21 dic. 2016

La Máquina del Tiempo y el "Timeline"



Acto I

El Juicio Final cuyo tanto os referís los cristianos, no es más que el enfrentamiento a la propia obra y no tiene nada que ver con Dios, ni con los Ángeles, ni con Cristo, ni con Satán, Lucifer o su reverendísima madre... Si estos personajes existen, simplemente están como observadores del fenómeno sin mover una paja, porque al fin y al cabo, si existen, nos ha otorgado todo su poder, ya que hemos sido nosotros quienes les hemos creado y por ende, todo lo que tienen, lo tenemos, aunque hayamos olvidado. El Juicio Final, es una tarea individual que nace de un colapso colectivo. Es un tiempo que llega para ponernos "a todos" en un punto de reflexión detonado por la cercanía de un punto sin retorno. Es un autojuicio que no debe aplazarse o estaremos condenados, por nosotros mismos, a la destrucción masiva, que con o sin juicio es inexorable en el tiempo y quizás, ya haya pasado y vivimos su eco. Por otro lado menos surrealista al parecer estamos adelantando los hechos de manera antinatural. Las trompetas suenan desde el interior de cada uno anunciando la obligación de cambiar sí o sí. Suenan tan fuerte que sólo uno mismo puede escuchar el ruido atronador en su mente y para que este ruido cese, uno debe callar, escucharse y actuar en consecuencia a esta alarma interior. Pero estáis muy ocupados con otros asuntos y calláis las trompetas con mucho entretenimiento exterior. Allá ustedes... Pues el tiempo se detiene para que este juicio se celebre... 

Acto II

Hoy día no hay que tener tanto esmero en ocultar un secreto. Basta con dejarlo a la vista para que nadie lo encuentre.

Acto III

Mientras estuve bailando, cantando, pintando, escribiendo, viajando, aprendiendo cosas nuevas o conociendo gente nueva (no gente repetitiva que sólo cambia de rostro) estaba viviendo... El resto del tiempo en que no hacía estas cosas, estuve malgastando mi vida, aunque, hasta no hace tanto, no lo sabía. Pero cuando lo supe, casi me muero del arrepentimiento de haber perdido tanto tiempo con aquello y aquellos que fueron tan breves durando tanto. Esta es la conclusión de 45 años de existencia. Es por esto que insisto en la importancia de cada segundo, incluso el segundo en que algunos de ustedes lean esto. Si les sirve o no, esto no me incumbe... Lo que me incumbe es lo que sé de mí misma. ¿Y ustedes? ¿Qué saben de sí mismos?

Acto IV

No tienes que decir a tu cuerpo que llevas 30 años bebiendo. Si lo dejas hoy, piensa que has empezado a beber ayer. Pero piensa sin dudar. Es la manera de usar el lado equilibrado de la verdad, que es y no es a la vez. El subconsciente ejecutará la orden de la creencia y así será. Pero sólo si instalas bien el programa en las "ramas" correctas. En el caso puesto de ejemplo, los daños de 30 años serían el daño de un día, es decir, nada, pues la bebida no daña el cuerpo irreversiblemente en un día, salvo si tomas una sobredosis letal. Puedes decir a tu cuerpo que incluso nunca has bebido. Si la fe es fuerte se vuelve verdad. ¿Por qué no utilizar la fe para algo más inteligente? Se dice en metafísica que podemos utilizar las leyes inmutables contra ellas mismas.

Si la ciencia está en lo cierto y solamente el hoy existe, todo lo demás que recuerdes, puedes ubicar en cualquier tiempo pasado o simplemente borrarlo y contrarrestar sus efectos. Piensa que algo que recuerdas nunca haya existido y dejará de existir en el presente, es decir, los efectos dejarán de existir. De hecho he comprendido porqué ciertas personas no pagan por sus maldades. Es simple... Sólo pagan aquellos con remordimientos, es decir, con recuerdos de auto acusación de un determinado efecto de una causa de los cuales se sienten culpables, aunque lo nieguen. En todo caso, sí lo niega a los demás, pero no tienen la frialdad suficiente de negarse a sí mismos... Entonces es cuando actúa la tal justicia humana y "kármica" que les persigue, pues ya se ha perseguido, condenado y castigado a sí mismo de antemano, por la consciencia de su culpabilidad.

Nuestra mente es la máquina del tiempo. No hay ninguna otra. Si de pronto todos los humanos entramos en un acuerdo de olvidar toda nuestra historia y que nuestra existencia estuviese empezando ahora libre de todo pecado o virtud del pasado, así sería. Limpiaríamos el disco duro colectivo y empezaríamos de nuevo como recién nacidos. Puesto que la materia es energía, todo lo negativo o positivo construido desaparecería, pues ya no creeríamos en todo lo que hemos creado. Nos olvidaríamos por completo y sin creencia, no hay realidad: No hay creación. Incluso puede que nosotros, sin el pegajoso sentido del Yo y del Ego, dejaríamos de existir, pero suavemente, fusionando con el todo o con la nada. O no... Quizás simplemente desapareceríamos sin más. ¿Y qué mal hay en ello? La finitud de las cosas de la materia lo hará de todas formas, aunque esta finitud es supuestamente de un estado en particular, quizás empezando otro. O no... ¿Yo qué sé? Vamos...

Pienso que la dificultad infranqueable para renacer y recrear nuestra especie o simplemente borrarla de este formato dantesco, radica en no creer en los poderes mágicos de la mente, delegando este poder a "otras cosas" que también son creaciones nuestras, pero para matarnos prematuramente. O no... Quizás este sea el plan... O quizás no haya plan y todo sea aleatorio. Me temo que si todo sigue como está, a pesar de tanta información, repetiremos constantemente nuestro pasado y siempre tendremos aquellos que hacen con una mano y otros que deshacen con la otra... Esto tiene pinta de acabar muy mal, o lo que es peor: No acabar. Ya lo creo. O quizás ya no lo quiero creer... En nada. Pero me veo traicionando escribiendo estas cosas.

Debo revelaros que estas reflexiones que escribo, se me ocurren en el momento en que escribo. A veces me siento como si tuviera mis pensamientos y un megáfono que vibra en una frecuencia que unos pueden escuchar y otros no. Por eso las escribo aquí y no en secreto, como debería ser... Aunque pienso que una teoría debe ser revelada por más estúpida que parezca, porque puede que no sea tan estúpida al fin y al cabo...



Acto V


Una vez la vida me ha quitado todo para recordarme que lo que tenía no valía nada... Pero me dejó con vida, las 5 extremidades intactas y mi ordenador orgánico en plena forma. Por supuesto que enfermé de miedo... Sentí odio, impotencia y soledad durante un tiempo casi eterno. Me hice mucho daño... me castigué... Pero, vino el Sol después de la tormenta y agradecí mucho, pues comprendí que yo me tenía a mí y todo el universo a mí disposición. Y con eso la vida me devolvió la responsabilidad de crear un Universo nuevo a mi antojo y me pillé resolviendo estas ecuaciones. A veces me pregunto porqué comparto eso con ustedes si no hay nada nuevo en ello... Es algo que pasa cuando tiene que pasar y no es algo que se fuerce, ni que se enseñe... Ocurre en cada individuo de manera singular. Es una cosa que te habla y sólo tú puedes escuchar porque viene en tu lenguaje personal... Pero luego me recuerdo que somos parte de una misma cosa y quizás pueda servirles de algo... O no... Si pienso, creo y si creo se manifiesta. De eso ya no tengo duda. La única duda que tengo "ahora" es ¿Para qué?

Fin... 

O quizás el principio...

O quizás nada...

Andréa Cristo 2016 (Ahora)

17 dic. 2016

La cura de la hipocresía

 - Fuente de la imagen - http://www.hdfondos.eu -

Algo debo decir en defensa de los hipócritas y demás malhechores que pululan como almas en pena por el mundo:
Nadie nace hipócrita, como nadie nace racista, ni egoísta, ni maltratador, ni víctima... Nacimos puros como un ordenador nuevo y limpio sin siquiera sistema operativo, sino que sólo con su "memoria y demás funciones neuronales" a estrenar.
La programación empieza a ser "ejecutada" por nuestros padres - que un día también nacieron puros pero con el tiempo se corrompieron por su educación - y termina en el sistema (un programador cruel y sin escrúpulos). Pero hay un problema... Cuando hacemos el primer uso de nuestro razonamiento, la responsabilidad de cualquier error en nuestra programación, pasa a ser nuestra responsabilidad, indiferentemente si hemos sido víctima o verdugo. Pero, afortunadamente, algunos nacen inmunes a determinados virus "educativos" sin que les instale ningún antivirus social, aunque por esta razón son considerados mutantes y por ende son rechazados por no hacer parte de la "basura mental colectiva" en que se ha convertido en nuestra especie.
De modo que, les invito a "analizar" vuestro "sistema" de valores y verán que las programaciones tóxicas que tenéis instaladas, puede que voluntaria o involuntariamente, hacen mucho daño a otros semejantes transmitiéndoles "las enfermedades del alma" y en su "obligación impuesta por las circunstancias", se contaminan para integrarse y sobrevivir convirtiéndose en otra lacra más.. El más nefasto es que, esa tragedia no les importe en lo más mínimo y laváis las manos sucias con agua sucia... Pero con esto creáis una "deuda terrible" contra ustedes mismos porque a la larga, son ustedes quienes caen muy enfermos y vuestra "máquina" se estropea al punto que muchas no tienen arreglo. Y cuando llega el momento de pasar a "otra vida" tenéis que enfrentar al inevitable autojuicio y les garantizo, con toda mí convicción adquirida por la observación de un mismo fenómeno repetitivo, que es el juicio más severamente doloroso que existe. ¿Es este el precio que están dispuestos a pagar por las artimañas de su Ego maleducado? ¿Por vuestra estupidez?
Tomen su tiempo, pero no dejen que sea tarde para cambiar de "chip". Procuren sembrar al menos una semilla "sana" antes de dejar este mundo. Pero sean realistas y sepan que los arrepentimientos no pagan los daños causados a otras personas, a menos que usted les hagan saber de su cambio y estas personas les perdone. Por otro lado, si has pedido un "sincero" perdón por sus maleficios y no le han perdonado, eso deja de ser su responsabilidad. No hace falta lanzar este pedido de perdón cara a cara, aunque sería lo ideal, pero en caso de no encontrar la persona porque se ha alejado y desparecido - que es lo normal en una persona que se aprecia - lance el pedido a sí mismo como si fueses la persona agraviada por sus propias "maquinaciones" puesto que, al fin y al cabo, el otro también es usted. El Universo no contempla la diferencia entre usted y el otro en el contexto de especie, pero considera los "actos" diferenciados y pone en marcha las consecuencias a través de la ley de causa y efecto... Hay una teoría que defiende que todos somos, en cada uno de nosotros, un único Universo creador, atados a otros Universos creadores en este peculiar "estado de existencia aparentemente finito". Todo lo que pensamos y hacemos, tarde o temprano se vuelve real, afectando a los demás Universos, y por supuesto, hay mucha responsabilidad que asumir, quiera usted o no. Pagamos un precio por el milagro de la Vida, otro por el razonamiento y otro por el libre albedrío.

Por eso es muy importante perdonarse a sí mismo pero al mismo tempo, adoptar nuevos valores y principios más nobles y honestos con ustedes mismos y con los demás. Perdonarse y pedir perdón no tiene valor alguno si el erro persiste. Si usted prospera en el cambio de sus actos y pensamientos, cambiará todo el prototipo humano próximo a usted, a través de su nuevo comportamiento, aunque no perciba de inmediato.

El cambio empieza por uno mismo sin esperar que todo lo demás cambie, pues si ha decidido cambiar por exigir un cambio exterior, la tarea es estéril. Cambie usted y deje que lo demás ocurra naturalmente sin su "interferencia" interesada haciéndose pasar por un mesías. Una cosa es compartir lo que has aprendido y otra es dárselas de maestro indiscutible. Eso es otro tipo de hipocresía.
No se trata de pensar y decir "ahora soy bueno, honesto y honrado" (esto es una trampa del Ego) sino que se trata de adquirir valores genuinos reprogramándose para ser una persona renovada y auténtica. Pero antes de reprogramarse, hay que recuperar su "ordenador" al estado de fábrica, borrando cualquier rastro de lo que le hace una persona detestable cuando usted se mira al espejo interior, que es el único que no le miente. Es decir...Hay que renacer...
No dije que fuera fácil... Digo que no es imposible si ustedes se lo proponen.

Andréa Cristo 2016

13 dic. 2016

No cometas el error de controlar tus emociones.

- Hexagrama nº 40 del I Ching- Trueno sobre el Agua - La Liberación -


Si no conoces tus emociones - tus estaciones - no conocerás a sí mismo.


En el ejercicio de nuestra propia salud mental, indignarse y desahogarse permite que los truenos, los rayos y la tormenta haga lo que tenga que hacer, pase y salga el Sol. Una tormenta viene para regar o inundar. Tú decides. Observen los fenómenos atmosféricos. Tal como lo tenemos hoy, el clima está desequilibrado, es decir, la naturaleza está cabreada por nuestra interferencia brutal en sus asuntos y lo expresa con terremotos, huracanes y más catástrofes naturales que siento deciros, irá en aumento porque no la escuchamos con el respeto que se merece. La naturaleza no está loca, sólo reacciona ante la locura humana con sus avisos que dicen : "Me estoy cansando de ustedes, mis hijos. Paren de hacer lo que están haciendo antes que sea tarde".
En nuestro microcosmos pasa lo mismo. Si no abordas y expresas tus "climas" en el momento que se producen, encerrándolos en una prisión mental, es decir, la cárcel que es tú "autocensura" (no confundir con autocontrol) cuando la emoción o el sentimiento se fuga (porque tarde o temprano acaba haciendo) sale desperdigado envenenando todo a su paso. La represión que imponemos contra nosotros mismos supera a de cualquier gobierno extremista y déspota. Es la imposición de leyes inhumanas y antinaturales contra nosotros mismos. Es la guerra declarada contra uno mismo. En fin... Es por eso que vemos todos los días, personas que son consideradas por su comunidad como muy buenos ciudadanos, cometiendo atrocidades de la noche a la mañana, aparentemente sin razón alguna. La ira descontrolada se traduce en violencia extrema hasta en la más "blanca paloma".
Tanto control nos ha convertido en auténticas bombas destructoras. Así cómo uno no puede detener la lluvia, detener el llanto cuando el cuerpo lo pide para limpiar la mente y el corazón, causa, a la larga un auténtico desastre en nuestras vidas, invocando la cólera, la envidia, la ansiedad, la depresión entre otras calamidades... Y así sucesivamente. No digo que vayáis por ahí rompiendo cristales (o la cara de alguien) puesto que, cuando llegan estas ganas es porque el vaso está desbordado por no fluir con las emociones en el momento que se han producido. Esto ocurre en la mayoría de las veces, por el miedo a la opinión ajena, que no está sintiendo lo que tu sientes, tildando de debilidad o falta de control tú reacción ante una acción que mancilla tu dignidad. Por esto existe la palabra "indignación" que es el producto de un enorme descontento ante la agresión a la dignidad. Pero no confundir dignidad con el Ego y su orgullo insano.

Protegerse de las emociones naturales nos lleva al caos interno. Lo digo por experiencia propia y luego la observación de las experiencias ajenas. Esto afecta a los eventos exteriores de la realidad... Nos lleva a la división que está llevándonos a la extinción.

El autocontrol radica en exactamente saber identificar las emociones y canalizarlas en alguna parte: En la escritura, en el arte, en un blog, libro, diario, en este basurero llamado Facebook o expresando abiertamente en el lugar donde se ha originado. Normalmente las emociones desatadas y destructivas se producen desde una emoción sencilla y normal que sólo quería un poco de atención expresando aquello que le aqueja, pero, con su represión, se convierte en una arma contra sí mismo y los demás. De ahí nace la "toxicidad" en las relaciones interpersonales.
Si te tildan de loco o desequilibrado por expresar abiertamente las emociones en estado puro (no comprimido o reprimido y por ende dañino) más locos están los que te acusan, no porque no tengan sentimientos o emociones (porque los tiene igual que tú y lo reprimen) sino que están proyectándose en ti, es decir, intentan reprimir en ti lo que reprimen en sí mismos y es por eso que vivimos hoy día en el mundo de las pastillas "controladoras del humor".
Para finalizar, la escritura es una gran aliada para identificar las emociones y sentimientos en estado extremo negativo y es por eso que mis "cabreos" o mi "alegría", a veces están sintetizados en palabras escritas, por la sencilla razón de que vivimos en un mundo tan absolutamente furioso, que ya no nos permite sentir nada abiertamente y nos cierran las puertas por un simple llanto, risa, enfado legítimo... No soportan ni alegría, ni tristeza. Pero lo que no sabe la gente es que, cuando todo esto estalle (que sin duda lo hará) póngase a cubierto puesto que las consecuencias serán a nivel global. Esta tradición de aparentar sentimientos y emociones que no tenemos para satisfacer a los demás, tiene los días contados, pues algo sucederá en nuestra sociedad que abrirá esta caja de Pandora y dentro no quedará ni la esperanza, si no adquirimos una "verdadera" inteligencia emocional - virtud que muchos dicen tener pero no saben que están ejerciendo lo contrario de ella con sus técnicas de autorepresión teñidas de "autocontrol". Las emociones no son racionales, no hay que racionalizarlas o se convierten en nuestras peores pesadillas. Hay que tratarlas en su terreno "anímico" (el inconsciente). Uno de los principios de esta inteligencia es ser honestos con las propias emociones y no intentar controlarlas, sino conocerlas, comprenderlas, aceptarlas y ser sus amigos, para que las emociones no se vuelvan nuestras enemigas. Cuando nos enemistamos con nuestro "clima" interno, los demonios toman forma real y las verdaderas enfermedades mentales hacen su aparición... En fin... La verdadera locura destructora, toma su lugar y el resultado colectivo salta a la vista en la Era actual. No se fíen de la "apatía o insensibilidad" de la gente. Por dentro son un volcán a punto de estallar y lo harán por más que se escondan tras una falsa serenidad o frialdad. Es una profecía científica.

Asuman la responsabilidad sobre sí mismos y se liberarán poco a poco... Permítanse fluir de lo contrario perecerán ahogados en sus propios estanques.

6 dic. 2016

La Tarta de Chocolate

Fuente de la Imagen : Center Blog

La gente se confunde conmigo en lo que se refiere a tener una pareja sexual estable y una relación. Son dos cosas completamente distintas y la primera es la legítima en la naturaleza humana. Pretender tener un "amigo" sexual estable, es producto de la madurez, donde una mujer como yo, ya no está para salir de "caza mayor" cuando está en "celo". En lo que concierne mi sexualidad, he sido muy libre y a pesar de haber pasado por la experiencia del matrimonio y otras relaciones pegajosas, considero que todo tiene un principio y un fin. Mis tiempos de caza han terminado porque la cantidad no avala la calidad. Sin embargo, mis conquistas masculinas tienen la nefasta tendencia de querer atraparme en sus mundos, que vistos de cerca, son insoportables.
He nacido en este planeta pero vengo con principios de otro, a millones de años luz de aquí. Creo que he cometido un crimen allá en mi mundo de origen y mi condena ha sido renacer en un planeta donde la gente quiere poseer todo lo que toca y en este afán destruye todo a su paso. Incluso a su propio planeta del cual será comida cuando todos mueran. La sarcástica justicia es que los humanos "carcomen" la Tierra viva, pero esta también nos come después de muertos. Así pasa con las parejas que he conocido toda mi vida en un 99%. Se consumen entre sí.
Todo empieza por la boca y termina por el ano. De los mismos labios que se han fundido en un maravilloso primer beso que ha conducido al enamoramiento, salen las primeras palabras hirientes, los malos entendidos, las provocaciones o el silencio de los verdaderos sentimientos... De los mismos cuerpos que se han fusionado en una explosión de placer celestial, sale el empalago, el distanciamiento, luego el rechazo... En fin... Se separan odiándose. ¿Qué diablos llamáis amor?
¿Para qué diablos quiero una pareja si ya sé que nunca encontraré a nadie que me acepte como soy en toda mi esencia? ¿Para qué quiero una pareja si sé que nadie que yo conozca se muestra 100% como es? Yo sólo quiero sexo y punto... Es algo que es bueno como una gran tarta de chocolate que piensas que la vas a comer toda, pero en el tercer trozo ya tienes que guardar en la nevera y quizás lo compartas con la vecina. ¿Qué mal hay en ello? El cariño, afecto, comprensión, apoyo, consuelo me doy a mí misma y mejor que nadie. Nadie puede amarme como me amo a mí misma con defectos y virtudes. Hasta puedo vivir sin sexo porque sé hacerme el amor... Aunque no puedo negar que también me gusta mucho el cuerpo del "otro"...
Todas las personas que yo pensaba que había amado, no fueron amadas en realidad. Estuve obsesionada por otras cosas incluido el sexo... cuando he parado a meditar sobre mis "amores" todo se resumía al sexo para mí. Esta es la verdad. Sólo fueron diversas tartas de chocolate que me quitaron de las manos antes del tiempo y por esto he sufrido como una niña pequeña a quien le quitan el Chupa Chups... Es decir; quitarme mis dulces antes que me atiborrara, me ha hecho sufrir de falta de azúcar, hasta que encontraba a otro postre... Que siempre estaba más bueno...
Todos aquellos por los cuales he llorado y he querido morir por ellos, ya ni siquiera me acuerdo de qué manera me hacían el amor. No me acuerdo siquiera de todos los buenos momentos... Ni los malos. Es como si hubiesen pasado dos días en mi vida y hubo alguno que duró diez años. Vaya... Es por eso que cuando he llegado a los 40, decidí que no había más tiempo que perder con gilipolleces. Sobre todo con "mis" gilipolleces, mucho menos con la de los demás. Ahora tengo 45 y lo tengo clarísimo...
No obstante, he tomado consciencia de eso mucho antes, allá en mis 30 y pico años. Desde entonces nunca más he querido tener pareja a largo plazo, porque me he dado cuenta que todas mis "conquistas" fueron tartas de chocolate. Pero seguía buscando un hombre con quien pudiese mantener una relación íntima sin vivir en la misma casa, ni compartir la misma cama y tener discusiones, y sin tener que pasar por el arrepentimiento del día siguiente cuando las hormonas me decían: "Tienes que comer una tarta de lo que sea. Sal a la calle y vete a por ella. Aprovecha que eres mujer y guapa... Resulta casi imposible que te rechacen. Anda, vete!" - Las hormonas son muy sexistas - Risas - Pero por desgracia, la mayoría de mis amantes han intentado asfixiarme con sus "enamoramientos" que por supuesto fueron tan pasajeros como una lluvia de verano nada más yo enseñase las garras del diablo que no le gusta ser controlado en lo más mínimo. Sí, ellos nos quieren mucho hasta que consiguen que seamos "su propiedad" y en este momento nos tratan como si fuésemos un mobiliario más de la casa. Alguien que está allí y ya ni siquiera se dan el trabajo de acicalarse para seducirte. Te pillan de cualquier manera. La tarta que antes estaba de hacer la boca agua, se volvía rancia... Incluso con cucarachas paseando...
Me encantan las tartas de chocolate, pero si me dan de comer esta obra de arte de la repostería todos los días, acabo vomitando o con diarrea, porque entre tantas cosas que me he detenido en observar y a estudiar en toda mi vida, las relaciones de pareja sólo funcionan con dos hipócritas o dos codependientes, irresponsables de su mundo interno. Dependientes emocionalmente de otra persona. En realidad no están amando a nadie, están evitando estar solos y de esta relación nacen hijos que son educados en este patrón sin saber que amor es "revolución de hormonas" y no dura. Luego se convierte en unión de responsabilidades "familiares" en lo mejor de los casos... Menos mal que no he cometido este error. Esta gente a quien les gusta pertenecer y poseer, no se dan cuenta que el amor de este mundo " es una tarta de chocolate muy bonita pero a la larga, nauseabunda". Tarde o temprano uno de los dos vomitará e irá a la farmacia comprar sal de frutas o irá al "supermercado" (digamos la casa de citas) comprar un helado "light" de nata o fresa para aliviar su aparato digestivo, visto que si en las relaciones supieran "cocinar varios platos" y dulces, sin la obsesión por el chocolate de todos los días, quizás las relaciones durarían sin el fantasma de los celos y las tan temidas traiciones que no son traiciones ni nada... Significa simplemente que uno se ha cansado de comer la misma tarta durante años. Vamos... Lo más normal del mundo - En mi mundo, claro.

Andréa Cristo 2016

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...