23 ago. 2016

Misterios no tan misteriosos de la Red - El matrimonio galáctico Google y Facebook

Fuente de la imagen: "Desconocido". Entrar en contacto para créditos



Google, como empresa real y tangible (no como una galaxia virtual) tenía un slogan muy poderoso como “decreto” que ha acaparado el amor incondicional de los internautas y el respeto de sus primeros equipos de jóvenes ambiciosos pero tenaces trabajadores más idealistas cuanto a las libertades como también ha ganado el respeto del mundo de los adeptos a la honestidad a través de Internet, visto que ni Google ni Facebook que, en el pasado, mucho menos en el presente, no son imperios indestructibles. Pero el eslogan en cuestión era un "boom" en el principio. Tenéis que comprender que Google y Facebook en realidad no son Internet y quien piensa así está equivocado… Internet es un entidad libre y sin ella no hay Facebook ni Google. Nadie puede controlar Internet y si pudiesen, aparecería otra de la nada. Pero estos dos "Partidos de la Red" pueden crear la ilusión de que tienen el control sobre todo. Los empresarios que usan y abusan de ella saben que tienen su Talón de Aquiles, sólo que todavía no han dado con ello, pero la turba de usuarios ni siquiera lo contemplan, porque el miedo les paraliza. Son tan dependientes los pobres... Piensan que FB y GG son omnipotentes. Omnipresentes desde luego actualmente lo son. Pero les aseguro que no lo serán en los próximos 10 años. Esto es una tragedia anunciada, pues acabarán por colapsar.

Este eslogan de Google para sus desarrolladores y usuarios era algo parecido a esto:

“No hacer el mal” – Curioso ¿No?

Mírenme a mí hablado de ellos en su propia cara dentro de su propia casa. ¿Me veis temblando?

Bien...

Facebook y Google han dado la impresión “fantasmagórica” al mundo de que son los reyes absolutos e inmortales de Internet y además adversarios. Han literalmente programado a las masas para apoyarlos incondicionalmente y acatar a todas sus órdenes… 

Ay… Todos estos productos a los que nos tiene atados por los huevos a sus directrices cuando dependemos de la comunicación para sobrevivir en este mundo tan salvajemente capitalista que va muy veloz y sobresaturado de informaciones "inútiles" donde no tienen otra táctica que marearte para que tires la toalla y dejes de hacerte preguntas y hagan lo que te digan… Y si eres desarrollador de otros temas de la red, es conveniente tenerte sentado 16 horas al día delante del ordenador, o más, en el ejercicio de sus funciones leyendo la mayor parte del tiempo las “instrucciones” de sus productos y sus “novedades” aparentemente en constante cambio, para peor, claro. Es decir, complicando lo fácil y vives para y por ellos. Pero en realidad lo que cambia es el laberinto de FAQS y las dificultades en el manejo de algo que empezó con una simplicidad, ergonomía y eficacia impecables y muy satisfactorias. Hoy es un caos infranqueable con pinta de orden y progreso. Y algunos se dicen expertos. Ja! Los únicos expertos que existen son los desarrolladores que tienen sueldos de más de 5 cifras para hacer de tu vida un infierno y que sepas lo menos posible de lo que estás utilizando. Y así empieza la historia: 

“Érase una vez un ordenador pegado a un hombre que, bla bla bla…”

Microsoft que tuvo su momento de gloria y que ahora está “aparentemente” condenado al ostracismo y la extinción, sobrevive por los pelos y por la tozudez de “sus fundadores” que ya están podridos de ricos y parece que casi que les da igual, pero no es cierto (yo no diría tozudez pero perseverancia) porque saben que un día, Facebook y Google caerán por su propio peso. Pero quienes estamos en Internet desde que ella existe para el público profano en lo que concierne a maniobras informáticas nivel “maestro” (que no es mi caso ya que no estoy actualizada desde hace tres años) sabemos que esta creencia mundial de “eternidad” de las cosas no tiene BASE EN LA REALIDAD. Es como las demás religiones: “Sólo se hacen fuertes mientras ustedes creen en ellas y mientras estés para abogar por ellas”.  Y todo mundo deja de abogar por algo que empieza a pasarse de la raya de lo aceptable. 

Estoy corriendo el riesgo de ser borrada ahora mismo del sistema que ellos crearon para leer tu mente por decir “tal sandez sensata” y como ellos van a millones de pasos por delante gracias a nuestra casi irremediable condición de obcecados fanáticos drogadictos virtuales, creemos que estamos comunicándonos o intentando ganar la vida sin dios, amo, ni ley. Sin embargo, Facebook y Google juegan a ser nuestros dioses, gobernadores y jueces.

Microsoft - o lo que queda de él - entre otras empresas o “aspirantes a futuros reyes” que están al acecho, conocen el punto débil de FB y GG y esperan pacientemente el momento de la decadencia, porque vendrá, tarde o temprano. Las redes sociales de antaño eran los chats, los foros y la extinta MSN Communities que era muy efectiva, para todo el tipo de gustos, desde el comercial hasta el absolutamente inmoral. Esta red era el puto "boss" de las comunicaciones a mediados de 90. Luego vino el MSN messenger más estético para complementar la comunidad, pionero en lo que conocemos hoy, como Facebook Messenger, Hangouts – que no lo usa nadie - Whatsapp y homólogos. Sin hablar del Google+, que como red social es de lo más pijo, retorcido y  está abandonado a las moscas porque complicaron demasiado la milonga. Sólo sirve para que tengamos más resultados en la búsqueda de nuestras publicaciones sea del tipo que sea.

Todo lo que está por y para el sistema, parece tener mucho poder. Pero lo que no entienden ustedes es que tienen el poder mientras los usuarios les permitimos y esto es un hecho que muchos lo saben, pero no lo saben los suficientes para detener esta apisonadora que es Google y Facebook. O por lo menos ponerles en su sitio cuando se pasen de la raya como vengo siendo testigo por muchas razones que no caben aquí, desde que ha nacido GG en 1998 y FB en el 2004 mientras muchos de ustedes estaban en pañales.

Como ando muy inspirada, ayer a las dos de la mañana me desperté y me he puesto a escribir un artículo que prometía ser muy polémico, pero lo he hecho cometiendo el error de principiante - quizás inconscientemente adrede - de no estar editando en el word, sino que directamente en “la cajita mágica” en el nuevo diseño de interfaz de Facebook. Es un error horrible, sí, pero suelo utilizar Facebook como borrador para ver cómo reaccionan los lectores. Facebook y Google están constantemente en cambio sin aviso previo. Han disociado la caja de "estado" del muro de Facebook mientras escribes - para que ustedes entiendan- en la cajita que pregunta “¿qué estás pensando?” que ahora salta como un miserable popup. Para quien entiende vagamente de los recovecos oscuros de la programación este "popup" no tiene sentido de existir, es decir, desplegándose del muro, simplemente porque no ha existido antes y que ahora tiene una sospechosa función… 

Entonces, ayer en un arrebato de creatividad, de pronto se me cierra todas las pestañas como por arte de magia, borrando todo lo que estaba editando en diferentes sitios a la vez que por cierto no eran los mismos temas… Lo que estaba editando en otros lugares pude recuperar, gracias al historial. Pero lo que estaba escribiendo en Facebook simplemente desapareció. Hecho histórico, porque cuando estás escribiendo algo para publicar en Facebook, y si por accidente clicas en el ícono de cierre de todas las pestañas, aparece una ventana de diálogo que dice: "¿Seguro que quieres salir de esta página?" seguido de “Salir de la página, no salir? En este caso pasaron por el forro mi inteligencia, porque sé que uno de los dos han espiado mi publicación que estaba provocativa como le gusta al diablo.

En fin… coartaron una vez más mi libertad de expresión y llamen conspiranoica si quieren...

Hoy ha ocurrido otro suspense: Me denegaron el acceso al Adsense por motivos muy ridículos. Antes te imploraban para ponerlos en tu blog, website o videos aunque no tuvieses más que dos visitantes al mes. Hoy dicen que mi blog no es relevante y que las publicaciones no tienen interés comercial - y no sé cuantas patrañas más - en el email de "respuesta a solicitud" que no existía antes visto que no hacía falta tanta formalidad y me importa una mierda los motivos, porque seguro que alguien ha encontrado la manera de burlarlos para ganar dinero y no les gustó nada y pusieron a inventar esta nueva política tacaña elevada al cubo cuántico. Todo esta parafernalia arrogante en un email lleno de prejuicios cuando tengo contador de mis estadísticas abarrotado de visitas al día, pero la cuestión no es mi blog. Son idiotas... Ya les explicaré...

Les digo que que no les interesa: En mi caso, es lo que escribo, porque no es corporativo ni les beneficia, sobre todo ahora. No tuvieron en cuenta que en mis tiempos de vacas gordas les compraba dominios a puñados - que hoy, para rizar el rizo ya no se hace directamente con Google, sino que hoy es un asunto directo de GoDaddy, por ejemplo, que viene a ser lo mismo, pero en apariencia diferente. Consumía productos para desarrolladores pero ya no lo hago simplemente porque me he distanciado mucho tiempo del comercio online, porque he descubierto que no hace falta tanto rollo ni tanto gasto para volver a edificar un negocio autónomo en Internet. 

Pero, ahí es donde vemos su limitación absurda, porque no he pedido Adsense para mis blogs, sino para poner en unas páginas de terceros que administro donde tienen muchísimas visitas y que clican a punta pala en las publicidades y me han permitido ganar unos duros con el ID de mi Adsense. Pero si la página no está en la administración de mi cuenta Google Webmasters, porque sólo las administro y no tengo poder sobre su autoría, entonces me joden. Los idiotas, tienen que inventar políticas absurdas para no permitirte ganar dinero con relativa soltura, sino que sólo lo pueden GANAR ellos con su Adwords metiendo sus publicidades hasta en la sopa através de ustedes (nosotros), además de entrar en conflicto con otras campañas publicitarias con el riesgo de borrar tu blog, website, dominios incluidos. Lo misterioso es que Facebook no tiene esta política retorcida porque es relativamente autónomo cuanto a lo que ofrece como publicidad, que es barata y efectiva, aunque no sale de allí de su finca. Además, Facebook impide que tus comentarios, sean del peligro que sean, tocando el tema que sea, no sean borrados por infringir las políticas que imponen selectivamente dependiendo si eres un cliente activo, o ex activo ya impreso en su base de datos, pues cuentan con la posibilidad de que siempre podrás volver a inyectarles al menos un euro al día para promocionar tus páginas FB. Para Google que presume de “no hacer el mal” esto queda en evidencia, pues andan haciéndose de rogar y Adwords además de ser un rollo, es caro. Es casi normal que quieran que compres antes de vender - Es una de las reglas del comercio online - pero todo tiene un límite.

Este fenómeno de las pestañas, es primera vez que ocurre en toda mi existencia de “internauta verborreica” (que ya son 20 años) y no ha sido un error del cursor pues mientras escribes no usas el ratón ni el "touchpad", salvo cuando acabas y tienes que revisar para corregir y este no ha sido el caso. El cursor no tiene porque ir solo al ícono de cierre de pestañas; eso sólo ocurre si tienes un “fantasma gamberro” en tu casa. Entonces llegué a la conclusión preliminar que “esta cajita mágica” que se despliega sin sentido práctico alguno para el editor, y es más, puede que se trabe en cualquier momento o ralentice de una forma muy sospechosa mientras escribes, significa que estamos realmente vigilados. He comprobado que esto sólo pasa con Facebook, mientras otras pestañas están abiertas y pruebas escribir un texto en otro lugar, descartando así, problemas con la velocidad de tu ordenador o conexión... Y si lo que escribes realmente representa un peligro según la "paranoia censora" que tengan, pues “ops” a borrar tu pensamiento con una acción oportuna de Google Update (observada en el historial en el momento del apagón) que aparece por arte de magia estando configurada en modo manual. Normalmente el update sólo se manifiesta con tu pedido - repito - si está bien configurado en el navegador, que por cierto, además saben que no estás protegiendo tu texto con una copia previa porque desde luego, están al tanto de todos tus movimientos más atentos que nunca y mucho más de lo que podemos imaginar, porque con sus aplicaciones obligatorias para usar sus servicios, literalmente están dentro del sistema de tu ordenador y teléfono al mínimo “tecleo” guardan todo lo que escribes y buscas. Esto va más allá del espionaje. Bien… esto todos sabemos. Pero muchos no lo abordan en profundidad.

He ido a la comunidad de solución de problemas de Facebook para echar un vistazo en las quejas pero no para quejarme - y me encontré con gente a puñados que reclamaba de lo mismo sobre sus navegadores. 

“Uy, estaba escribiendo algo y de pronto se me cerraron todas las pestañas sin más, ¿Cómo hago para recuperarlo? Decía una ingenua. 

Sin respuestas.

No tengo ganas de instalar un KeyLogger cualquiera para guardar todo lo que escribo en mi teclado. Este tipos de programas se puede volver contra uno, aunque hay la posibilidad de recuperar, pero no llego al nivel de escudriñar el sistema a fondo para lograrlo.

Teniendo en cuenta que , cuando vuelves en el tiempo en los historiales de los navegadores, puedes recuperar tu texto donde quiera que sea, porque cualquier editor moderno guarda automáticamente los borradores, salvo en los comentarios de alguna publicación, en FB esto no es nada normal. Facebook no tiene esta ventaja y es adrede, salvo en el bloc de notas. 

No hay que preguntar “porqué” sino que hay que actuar de la siguiente manera: Interactuar con varios navegadores y desde luego dar una oportunidad a Bing. No es que Microsoft sea santo de mi devoción pues ha perdido el mercado porque sus desarrolladores son unos ineptos y la mayoría de sus productos están obsoletos; aunque hicieron algo que me gusta y que está subiendo en el mercado que es el Windows Phone unido a Nokia (el teléfono, ahora smartphone, más resistente del planeta desde siempre) que casi está poniendo en jaque los Android de la plebe y los Iphone de las élite, que por cierto, los odios a los dos productos

Dicen que Google y Facebook no se casan, por lo menos por la parte de Facebook que tiene su propio universo publicitario sin depender de nada de Adsense o Adwords. Digo "dicen" porque no es cierto. Si las ofertas de publicidad de Facebook aparecen en Google a la primera, es evidente que Facebook maneja su multimillonario Adwords, y Google les dedica su sonrisa coqueta. ¿De dónde empezaron a sacar su humilde pan de oro de cada día, eh Zuckerberg y CIA?

Lo que tiene de enemigos naturales estos dos matones virtuales al parecer es otra ilusión, porque curiosamente Facebook no se dedica al mundo de los motores de búsqueda - aunque podría crear el suyo sin problemas y aplastar a Google en un "plis plas". Facebook simplemente se limita a girar sobre sí mismo y este es su gran Talón de Aquiles. Sólo mueve el contenido perteneciente a su propia galaxia y no pone botoncitos de Google ni de otra esfera en nada que le atañe. Por otro lado, el entrañable GG, tiene en cuenta las aplicaciones de Facebook allá donde esparza sus productos, sobretodo en sus gadgets. Simplemente juegan al “poli malo y el poli bueno” y sólo el dios Internet sabrá lo que se cuece entre los muros de las instalaciones exuberantes de Silicon Valley.

Para terminar, con mi curiosidad que mata personalidades felinas como la mía, he utilizado la inspección de elementos - por cierto, muy bien elaborada por el navegador Google - revelando detalles específicos de cualquier cosa que se menea en Internet en el interior de los códigos de las páginas  - con la intención de ver en la “consola” de qué coño está “hecha la cajita misteriosa". Un poco ingenuo de mi parte, pero no tanto pues, para mi consternación, nada mas localizar la “cajita mágica” en los códigos, aparece una advertencia en letras rojo primario de grande talla diciendo “¡Detente!” varias veces,  seguido de un bla bla bla amenazante donde virtualmente te meten el dedo en la nariz y en el ojo acusándolo de querer Hackear... Es irrisorio porque, estás manipulando tu propio perfil que está abierto con tu contraseña, escritas por tus propias manos además de reconocer el IP de tu ordenador, tu conexión, tu ubicación, sin embargo saben que estás intentando investigar el fenómeno por tu cuenta. ¿No es divertido?

Hay más que hablar de este tema, pero ya iré aclarando paso a paso. Un cambio empieza por un simple acto de uno entre mil millones.

Bien. Ante este hecho, he empezado a dar una oportunidad a Internet Explorer (que es más lento, pesado y todo esto, pero no tengo prisa) y el buscador Bing, pues encuentra lo mismo que Google, como otros que aún existen y que antes también pensaban tener el poder en sus manos, aunque más humildes ante la certeza de que iban a ser superados algún día, como por ejemplo, Altavista. También voy hacer “mirrors” de mi blog en otros sitios y servicios que no tienen nada que ver con Google y utilizaré otros atajos, otras redes sociales que no tengan nada que ver con Facebook (porque las hay y buenas) para ganar mi pan. Hay que, poco a poco, quitar el poder de los gigantes con la propia piedra que mató a Goliath tirada por las manos del enano Rey David al que tanto veneran. Ya saben a qué me refiero...

Están volviéndose muy “gilipollas” y de mi parte, les voy a cortar los hilos sobre mis asuntos. Sus productos, al fin y al cabo, no me pueden negar, porque la ventaja de Internet es que puedes ser varias personas usando sitios diferentes para que no puedan seguirte con tanta facilidad. Conozco otros mil trucos que no hago por pereza, pero ya es hora de enseñarles que Internet NO PERTENECE ni a GOOGLE ni a FACEBOOK. Ya no permitiré que se hagan con mi libertad de expresión visto que mi intimidad y seguridad me importa una mierda. No tengo nada que ocultar. Ellos sí.

Nota a Google: ¿Les parece relevante y útil esta publicación ahora? 

( )si  ( )no (X)vete a la mierda Andréa Cristo

Risas diabólicas

Já!

Andréa Cristo 2016.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...