24 ago. 2016

Carta al Sr. Amor

Imagen: Eros y Psique - Fuente: andreagavio.com


Sr Amor. Ha llegado un momento en mi vida que no tengo ni idea de donde estoy. El mundo está en total convulsión… Yo estoy perdida porque toda esta inestabilidad se une a la mía propia. Se une a todas mis dudas… Estoy harta de tus sermones.

He saboteado todas las oportunidades que la vida me ha dado con usted de por medio. La única oportunidad que tengo ahora es sabotear este sabotaje de pensar que el Amor existe y salva. Vea… Todas las cagadas que hice en mi vida, había un amor colaborando. A ver cómo lo hago para destruir este Karma.

No he sido precisamente responsable con mi porvenir, que ya ha llegado. Estoy atrapada en una maraña de complejidades, en medio a un medio que detesto, con gente que detesto, gente que me detesta y sin embargo, convivimos, en este mundo donde reina la estupidez disfrazada de sabiduría. ¿Sr, Amor, está usted también disfrazado o se disfrazaron en usted?

No sé lo que es el amor… Nunca lo supe en su esencia… Pero sé lo que no lo es… 

Lo hemos diseñado, cada uno, con su forma egoísta de imaginarlo en el adolescente interno que nunca creció. Esto de tener como único objetivo, la correspondencia de la persona amada… Puaj! Solía tener este aborrecedor sentimiento que siempre me ha abandonado, desde que tengo uso de razón. Porque cuando he amado, me he abandonado, pero el otro no… 

Sr. Amor… afortunadamente, usted también me abandonó sin privarme de la capacidad de sentirlo a mi manera desapegada de ser, si no estaría en serios apuros.  Me pregunto si un dia he sido verdaderamente amada por alguien. De todas formas, ahora mismo el amor me importa poco aunque sé que le necesito… y la única versión del amor que más se ajusta a mis necesidades, es el amor por mi misma. A veces confundo mi terquedad en ser lo que soy - pase lo que pase - con el amor propio. Vivo engañándome en este sentido. Lo sé. Hay que pulir este carbón.

Cuanto a amar personas…. ¿Qué puedo decir? La gente no quiere amar ni ser amada. Todo se resume en un cúmulo grotesco en tener buena apariencia, ser “normales”, delgados, guapos, tener dinero para frecuentar buenos centros de estética y tiendas de ropa, comprar un buen coche, o tener un(a) novia(o) deportista y que tenga además, un título de cualquier cosa que le permita auto-proclamarse “superior”. ¿Cómo amar a alguien en estos tiempos, donde el amor es considerado algo sin valor? ¿Ser amados, con defectos y virtudes? ¿Sendo bipolares, sin empleo y con michelines? Bah… Imposible.

No obstante observo estas parejitas de gente “normal”, es decir, que no son guapos, ni ricos, ni especialmente inteligentes y me esfuerzo por comprender “porqué”, para que puedan demostrar su amor uno por el otro, ambos tienen que anularse mutuamente. Para más INRI empiezan a procrear como conejos porque se supone que se aman y “necesitan” fundar una familia para justificar este amor, o sea ¿qué más excusas se les ocurren? Respuesta: La perpetuación de una especie que “se supone” concebida en el amor, pero que acaban odiándose a muerte...

El Amor hoy día mata (ejemplo: las mujeres que son maltratadas y/o asesinadas por sus parejas e viceversa). El amor frustra… Confesarlo hoy, es inadmisible, porque es considerado una debilidad cuya deriva en la oportunidad del otro - que no está amando - de aprovecharse de las malditas bendiciones que usted ofrece.

El amor, es considerado un sentimiento ridículo y pegajoso. El amor, es el problema de la humanidad. Hay quien osa decir que es la solución a todo. Tienen una fórmula infalible, pero inaplicable en la práctica: Unido a la Paz, el Amor sería como la concordia manifiesta… “Los dos, dando saltitos en los prados y recogiendo margaritas juntos, para hacer coronitas hippies! Pero… Se equivocan… Creo que ya no tenemos ni tiempo ni espacio para el Amor. Lo siento Sr. Amor… pero tampoco tenemos tiempo para el odio que usted sutilmente fomenta. ¿No?

Andréa Cristo 2016



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...