21 oct. 2015

Aplicación mental práctica para aspirantes a ciudadan@s del mundo (Segunda parte)



Si hay algo que me aterra en este mundo son los prejuicios y los estereotipos.

Cuando decidas vivir en otro país, si no tuviste oportunidad de haberlo visitado antes y vas a la aventura - como a menudo lo hecho yo - sepa que ir "a la aventura" no significa ir con los ojos cerrados. La aventura tampoco conoce el miedo pero practica la prudencia y desde luego el espíritu aventurero carece de conjeturas o definiciones precipitadas. No sabes lo que vas a encontrar pero hay maneras de prepararse. No escuches a nadie, siquiera quien ha vivido allí porque te dará su propia perspectiva y estas son la mayoría de las veces parciales y arbitrarias basadas en experiencias que no son las tuyas.

1- Procure comprender las leyes que rigen un país o una región del mismo país, pues pueden variar. Vivir en Rio de Janeiro no es lo mismo que vivir en Maranhão y los dos "estados" - pues así se denominan las provincias de Brasil - son el aceite y el agua. Vivir en Asturias no es lo mismo que vivir en Málaga y las dos provincias están en España. Vivir en París no es lo mismo que vivir en Montpellier. Vivir en Zurich, no es lo mismo que vivir en Lausanne y así sucesivamente...

2- Infórmese de tus derechos. No importa si el gobierno dominante es de izquierdas o derechas... Esto es una de las razones por las cuales la gente usa el estúpido refrán: "prefiero lo malo conocido que lo bueno por conocer..." Además de no llevarte a ninguna parte, este refrán solo prueba que eres un "gallina" - además de facha - si se refiere a conocer otras culturas. Lo único que debe preocuparte, es como un país trata a sus extranjeros, es decir, si vas a Dubai, sabrás que tendrás un gueto de lujo para occidentales con dinero. Si eres mujer, sabrás que no puedes caminar a tus anchas en lugares no "autorizados a extranjeros del sexo femenino" sola - sin un hombre - o con ropas occidentales. No digo que no vayas a Dubai, sólo digo lo que puedes o no puedes hacer allí, así, superficialmente, porque lo he leído superficialmente, de momento... Escucho las experiencias de los demás, pero lo que es válido para mí es consultar un sociólogo (moderno)... Internet está lleno de ellos y de los buenos.

3- Ejemplo: No vayas golpeando el pecho diciendo "soy Asturianu de pura cepa". Mucha gente en el mundo no sabe siquiera donde se ubica Asturias sin mirar en un mapa, ni le importa dónde está. No hace mucho pensaban que España estaba cerca de México. Parece absurdo, pero ha sido así antes de la era de Internet. Poca gente se molestaba en mirar un mapamundi y para mi consternación, un abogado que contraté en 1993 estaba convencido que la capital de Brasil era "Copacabana" mientras yo ya conocía España desde los cuatro puntos cardinales. Vamos,... Pensé que él estaba burlándose de mí y en revancha pregunté si la capital de España seguía siendo Cangas de Onix... Y él contestó: "Desde luego. Asturias es la única España que hay..." Entonces le dije: "Usted vive en el pasado. Ya no necesito sus servicios. Es usted la vergüenza de los de su profesión. No estoy aquí para servir de payasa ante su falta de clientes, es decir, su falta de qué hacer". Luego, para los españoles, los subdesarrollados éramos los sudamericanos. Pero no digo esto para fomentar rabia ni crear polémica, sino para subrayar que la ignorancia es atrevida, invasiva, burlona y ofensiva. De modo que no cometa ningún atrevimiento de esta índole. Busque las respuestas correctas a tus dudas sin dejarte llevar por lo que te diga la gente.

4- Procura los puntos positivos de una nación, pero no omitas los negativos pues te afectarán sí o sí. Una Nación es un lugar donde todo cambia pareciendo estar igual que siempre. Nadie es perfecto y peor es el sistema que rigen las "personas". Mientras en Brasil, cualquiera te abría la puerta de su casa entre los años 70 hasta los 90, tratándote como uno más de la familia fueses de donde fueses, hoy ya no es así. Se han envenenado de desconfianza e intereses y con razón. Pensar que la mujer brasileña, hoy, es fácil, es una ilusión fálica. La mujer brasileña era definida arbitrariamente por sus iniciativas sexuales porque se trataba de una mujer libre, sin "complejos" y extremamente sensual fuese cual fuese su peso o edad. Sin embargo, su inteligencia, carácter y capacidad de entregarse a su trabajo, casa y familia incondicionalmente, ha sido muy poco reconocidas, y es más, se aprovechaban cruelmente de esta condición, salvo el enamorado de turno, cansado de las asperezas de sus parejas compatriotas europeas, según testimonios. Pero Europa ha cambiado esto... Con la inmigración masiva, han impregnado a las brasileñas con complejos, una avaricia sin precedentes, comportamientos absurdos y la fama que aquí tenemos, desde siempre, es de prostitutas. El culto al cuerpo no existía hasta finales de 90 porque no existía complejos ni dictaduras de la moda a pesar de que la explotación sexual ha existido desde siempre, pero no sólo en Brasil. Se decía en mis tiempos que la brasileña vivía y moría de amor. Esto era casi cierto, pero hoy, mueren y matan por el dinero y la belleza artificial. Por supuesto que Europa ha importado muchas prostitutas debido a las devastadoras crisis que hemos padecido y los españoles por más xenófobos y racistas que fuesen, no rechazaban a las hembras brasileñas, y cuando iban a Brasil, no querían volver. Los proxenetas hicieron miles de millones con el negocio de la prostitución durante décadas bajo el amparo legal del Estado Español. Ahora son las españolas quienes salen a Suiza, Noruega, Francia para poder comer y pagar los estragos del gobierno Español. De eso muy poca gente habla. Por lo tanto, nada es lo que parece en una nación. Poniendo esta profesión como referencia, pues es la que mueve el mundo, quieran ustedes o no y doy fe de que nada es lo que parece...

De una forma u otra, todos y todas se prostituyen y se esclavizan, incluso fregando suelos ganando una miseria y asumiendo una ilusoria postura de "decencia", pues lo que están haciendo es fomentar más y más la esclavitud. Puestos a poner España como ejemplo, pues allí dejé 24 años de mi vida, tampoco estaba tan mal en los primeros 15 años donde he sido feliz a pesar de los pesares, pues tenía juventud y alguien que me amaba y hacía de todo para empujarme hacia arriba y superar la ola xenófoba que socavaba la autoestima de todo aquél que no lo llevaba su "marca". No obstante, con las personas en general todo iba bien mientras hicieras la pelota a su "sistema" y mientras no entrabas en temas de cuan grande y próspero era Brasil si saliese de las garras de los corruptos y de los ladrones de recursos del mundo entero, incluso España. Caso contrario era motivo de disputas interminables, visto que hablar de esto a un español era una ofensa, ya que eran los mejores del mundo y además nos estaban dando de comer, a nosotros, los muertos de hambre ... Sí, los muertos de hambre, con millones de hectáreas de árboles frutales exóticos, animales criados en libertad, comida sana de potente aporte calórico para alimentar al trabajador en nuestras "FAVELAS", visto que para algunos, Brasil sigue siendo una enorme Favela de 8.516.000 km²... Vaya. Pero estas son mis experiencias... Si vas a España hoy por hoy, enfréntate a tu propia experiencia y no tenga en cuenta lo que digo.

5- Hacer la pelota a un sistema para ser aceptado por él, tampoco es una buena táctica de integración. Tienes que estar convencido que el sistema es un buen sistema que te conviene, para hablar de él como si fuese el paraíso pues, las ganas de "peloteo" no durarán cuando empieces a ver la verdadera cara social del lugar que elegiste. Tampoco sirve de nada vivir en el infierno para pagar la hipoteca allá en tu país. Investigue exhaustivamente lo que está ocurriendo en el país al que pretendes emigrar, pues la idea que tienes desde afuera será abatida por la opinión que tendrás desde dentro. Idealizar algo que ya está formateado, es estúpido.


Continuará....

Andréa Cristo 2015
Catatonia Existencial

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...