27 sept. 2015

La Cuerda





Como ya he dicho en algunas ocasiones tras turbulentos eventos que ocurrieron recientemente en mi vida durante tres años, me he cansado de tirar perlas en el barro donde pisan los cerdos. He reflexionado mucho cuando he pasado casi un mes en una floresta en una tienda de campaña como reposo espiritual acompañada de mi cuchillo, mis víveres básicos y mis pensamientos. Nadie lo cree, pero he ido allá y he visto que el dinero no paga la paz. Sin embargo, la paz tiene su precio. La soledad interior es la moneda. Pero solamente tras haber probado la paz de soledad absoluta, supe elegir las buenas compañías. Hoy mismo me cuesta creer que estoy viviendo en una isla como Córcega, porque otro día estaba en el medio de la nada, donde la ciudad más próxima era una especie de Venecia de mala muerte (Montargis), poblada de gente absurda... tan absurda que pensaba yo que estaba en otra dimensión. Pero mi absurdismo*, no era compatible. Simplemente yo estaba allí, siendo escudriñada por una micro cultura salida del infierno a pesar de haber visto la gloria celestial de los encantos de la naturaleza que rodeaba esta ciudad. Luego me instalé en un camping viviendo de la caridad de quien me detestaba... Esta gran lección me ha elevado al punto de no esperar nada, pero sin desespero. Me dejé llevar como quien se zambulle en un río caudaloso... Y el río me trajo al mar.... Y el mar me trajo a una isla.... Isla problemática en razón de pertenencias territoriales desde el principio de las civilizaciones. La isla donde ha nacido Napoleón... Aquél que la gloria ha llevado a la ruina.

He conocido la ruina y los pozos del infierno desde que tengo uso de razón... Las ráfagas de gloria son pasajeras, pero la ruina es como una jauría de hienas hambrientas... puede ser definitiva si te pilla enfermo, herido o debilitado. Cuando me he sentido en estos tres estados casi letales, me he puesto al abrigo de la madre Tierra y me he rendido al Universo. Allí me he curado y me he fortalecido. He tenido ayudas, interesadas y desinteresadas... Las interesadas pierden el interés en la mitad de la subida de la cuerda donde el peso de tu cuerpo es mayor cada vez que subes... Recuerda que la pared de este pozo es resbaladiza... Te esfuerzas en apoyarte con los pies para ayudar a tu salvador, pero enfermo y debilitado, no tienes más remedio que confiar en la fuerza de quien te rescata... Pero si quien te rescata también está enfermo y debilitado "por sus intereses", al quemarse las manos intentando de mala gana y mala técnica sacarte del agujero, te suelta y caes nuevamente.... Ya las ayudas desinteresadas son las que realmente te tiran la buena cuerda al fondo del pozo y llaman a otros desinteresados para ayudarte en tu subida. El dar sin esperar nada a cambio es la palanca que mueve las piedras más pesadas de tu camino. He conocido la ruina, sí... Demasiado... Ahora sólo hay espacio para dos cosas: La Gloria y la implacable e inexorable Muerte, que no se sabe cuando llegará, pero llegará. Mientras tanto, disfruto de mis momentos de subida pero sin miedo a caer ni morir. He perdido todo el miedo a casi todo que temía. Todo esto para decir que el sistema, la gente, las micro o macro culturas y sus barros de mierda lleno de perlas perdidas ya no me afectan. Ya tengo mi timón a mano y el mar está en calma dentro de mí. De modo que al carajo todas las revoluciones que no hacen más que convulsionar más el ya convulso porque, la ayuda al mundo, infelizmente en su gran porcentaje, es interesada. La Madre está condenada al fondo del pozo si no se deshace de nosotros tirando de la misma cuerda que intenta sacarla del absurdo en que la hemos metido... absurdo que la tiene a las puertas de la absoluta ruina mortal.

Andréa Cristo

*Absurdismo o filosofía del absurdo: La filosofía del absurdo, llamada en ocasiones absurdismo, establece los esfuerzos realizados por un ser. Convirtiéndose incongruentemente en un ser el cual yace buscando el contexto de la verdad absoluta dentro del universo. Dichas búsquedas tienden a fracasar ya que no existe tal significado (al menos en relación al hombre), caracterizándose así por su escepticismo en torno a los principios universales de la existencia. Por ende, propugna que el significado de la existencia es la creación de un sentido particular puesto que la vida es insignificante por sí misma, y que la inexistencia de un significado supremo de la vida humana es una situación de regocijo y no de desolación, pues significa que cada individuo del género humano es libre para moldear su vida, edificándose su propio porvenir. (Fuente: Wikipedia)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...