13 jun. 2017

Carta a mi actual círculo humano


Imagen: 
Go!




Acto I

No sabéis de qué agujero he emergido o de que nube he bajado. Ni falta que les hace...
Sólo sabéis lo que quiero que sepáis de mi. Ustedes no tendrían estructura psicológica para soportar el peso de mi pasado... Que por cierto, pasado está... Ni les importa los detalles porque no sois capaces de entender siquiera a ustedes mismos, mucho menos a una persona como yo. No soy nadie, pero sé hacer de todo para sobrevivir. Por eso algo debo deciros muy seriamente: "No me subestimen". No soy toda esa montaña de benevolencia ni soy un demonio en cuerpo de mujer. No soy eso ni aquello. Soy lo que soy: Una persona que ha tenido una vida muy triste, no obstante agradezco, porque he aprendido mucho de ella e intento sacar la carcajada final del chiste de mal gusto que representa la raza humana y sus crímenes contra todo lo que es bello y divino en esencia, convirtiéndolo en una podredumbre... En una cosa desechable... Ustedes están en un gran error de sus vidas, pero no lo saben.

Mientras tanto, estoy donde las circunstancias me permiten estar porque no lucho contra la corriente. Soy consciente de lo que estoy haciendo, aunque lo haga contra mi voluntad... De momento, porque mi voluntad estalla cuando las  tuercas de mi estructura se aprietan... Me dejo fluir libremente hasta que encuentre la salida hacia el mar... La libertad... El mar no tiene fronteras para los peces, como el cielo no tiene fronteras para los pájaros. Me considero libre, incluso libre de escribir esta carta a personas que sé que no van a entender lo que les quiero decir. Y lo que quiero decir es que estoy aquí porque me habéis invocado y yo a ustedes. Soy vuestro espejo presente y ustedes el mío. Soy la metáfora del que será de vuestras vidas si no toman otro rumbo y ustedes son la metáfora del rumbo equivocado que he tomado en un pasado y ahora estoy aquí; frente a ustedes como un libro escrito en una lengua muerta, cual necesita un experto para interpretar. Estoy para mostrarles que la vida es algo más que el dinero y la posesiones, los chismes, las drogas, las apariencias. Pero este libro todavía no sabéis leer... Quizás aprendan este idioma cuando tengáis mis años, o quizás no. El problema es vuestro... De todas formas, ustedes me necesitan más que yo a ustedes y no para lo que ustedes piensan... Tengan eso en cuenta. Mi fecha de caducidad a vuestro lado se acerca a toda velocidad. Si me siento cansada de tanta superficialidad, eso significa que estoy a punto de volar o nadar muy lejos para reposar desnuda de cuerpo y mente en algún rincón agradable del planeta, donde no hay de esas cosas, con o sin dinero. Nada ni nadie me impide ir adonde quiero ir. La cuestión es "cuándo".

No intento ayudaros. Intento ayudarme a mí misma a través de ustedes, es decir, abriendo vuestras mentes, estoy colaborando para mi entrada al reino de la paz interior porque ustedes soy yo y viceversa en proyección. No se puede lograr esta paz sin pasar por el infierno como es imposible apreciar la luz sin oscuridad. Ustedes son una misión... Pero no temo fracasar. De todos modos, sólo soy responsable de mi propia carcasa.

Ustedes me caen bien. De momento... Y de momento intento pasar mis conocimientos a gente que piensa que no tiene nada más que aprender. Gente que cree que lo sabe todo y que todo gira alrededor de sus creencias personales, de sus pobres objetivos, de sus apegos, de sus errores, o de su ego. Es una tarea titánica, pero debo hacerlo, porque repito: Me habéis invocado, pero desde luego, inconscientemente. Pero mi paciencia tiene límites y mi tiempo no es dinero... Mi tiempo es VIDA y desde luego mi vida tiene más valor que vuestra ansiedad de poseer esto o aquello... Nadie posee nada en realidad... Es una ilusión. Si seguís inconscientes en esta pesadilla es porque les va la marcha.

Mi tiempo y mi vida gastados con ustedes, no lo recuperaré jamás. Ni ustedes tampoco, porque somos mortales y la muerte no avisa cuando llega. De modo que, reflexionen en mis palabras, porque directamente, ustedes piensan que soy una busca vidas alocada. Pero puede valer la pena. Estamos en épocas de transiciones importantes en el planeta. Prepárense para una sacudida...

Ahora es el momento de dar con mi verdadera personalidad. A ver si me digieren o me vomitan. 

Acto II

No estoy enojada con ustedes. Esta carta sólo representa un fragmento de una advertencia: Estáis en el mal camino.

En toda mi vida me he dado cuenta soy una especie de mensajero... Pero el mensajero no es importante, sino el mensaje.

La gente suele tenerme miedo. Yo prefiero el respeto... Respeto que también les brindo todo el santo día, porque acostumbro a tratar las personas como me gustaría ser tratada. Pero si me tienes miedo, me atacas... Si lo haces, entonces sí te daré motivos para temerme. No obstante, si me respetas, soy toda amor y tolerancia. Pero tengo tolerancia cero con gente que ataca por el simple placer de hacerlo, creyéndose intocable. Nadie ni nada lo es. Yo por ejemplo puedo tocar las estrellas con mi imaginación y creatividad. De modo que no soy un astrofísico, pero el Universo no tiene secretos para mí porque es como yo quiero que sea. La única cosa que no puedo cambiar para descansar mi mente es la estupidez humana. Tengo que convivir con ella, porque desgraciadamente, existo en este planeta aunque mi mente, la mayor parte del tiempo no está aquí. Por regla general, también he sido muy estúpida. Pero voy curando de esta enfermedad gracias a mi deseo de conquista de mi propio mundo interior...


Acto III


En este blog, vengo diciendo:

1. El dinero no es nada malo. Lo que es malo es lo que la gente es capaz de hacer por dinero y en lo que el lado maligno del dinero es capaz de convertir a las personas. Tengan un poco de dignidad. El dinero no se come. Aunque nos obliguen a tener dinero para comer. Dejen de dar tanta importancia a este papel mojado. He conseguido vivir sin dinero un año y quien logra hacerlo en un año, lo logra siempre. El dinero puede alquilar un cuerpo, comprar un coche o una casa... Pero si compra tu espíritu, estás muerto en vida...


2. El amor carnal no es malo. Lo que es malo de cojones es idealizar al ente amado. Intentar aprisionarlo y poseerlo como un objeto. Usarlo como un juguete,  El amor incondicional es el verdadero amor... Aquél que acepta el otro tal como es y si no, no es amor. Aunque desde luego para encontrar el verdadero amor, uno debe amarse a sí mismo, y muchos confunden ese amor a sí mismos con egocentrismo y otras pijerías narcisistas. El amor carnal tiene fecha de caducidad... Ya saben como termina eso... Porque siempre termina y la mayoría de la veces, de mala manera. Eso de que "hasta que la muerte nos separe" hoy día se llama violencia doméstica. Pero qué les voy a contar que aún no sepan... 

3. La amistad existe... Pero mientras exista la avaricia, la envidia, la codicia, las comparaciones, los conflictos, el desrespeto, no hay amistad posible.

4. Miren más allá de las apariencias. Así evitarán decepciones. La belleza exterior está sobrevalorada. Todo mundo se pudre igual por más que viva en un quirófano o en un gimnasio. Deje de presumir de belleza externa eterna... Eso es muy fácil. Lo difícil es ser admirados y respetados por la inteligencia, por la elegancia, por la generosidad y la autenticidad.

5. El sexo no es amor... Sexo es sexo. Puede que nos enganchemos temporalmente en el cuerpo del otro, es cuestión de química... Pero la mente del otro no siempre es digna de admiración o atención. Entonces, solamente nos consolamos mutuamente durante el tiempo de fuego. Pero luego llega el invierno y todo se congela. Respeta el cuerpo de quien follas aunque sea pagando o cobrando, sea una noche o toda la vida. El cuerpo es un templo sagrado. No lo profanes con tu autoestima rota.

6. La vida es corta. Dejen de hacer los gilipollas. Pues cuando estén agonizando percibirán lenta dolorosamente en qué estupideces han perdido vuestro tiempo. El terror que se siente en este momento es la visión del infierno que habéis creado con vuestras propias manos. En este momento es tarde para rectificar o arrepentirse. La muerte es implacable y te hace recordar cuán inútil ha sido vuestra vida si habéis perdido tanto tiempo en edificar castillos de arena en la orilla del mar... Una y otra vez, He visto muchos moribundos en este estado aterrador.

7. Dejen de formatear las personas. Nadie es perfecto ni nadie lo será. Respeten la naturaleza del otro y si no les gusta, pues no involúcrense con esta persona.

8. Todos vamos a ser un esqueleto inerte un día. No te creas mejor o peor que nadie ni definan las personas por lo que poseen o el aspecto que tengan. Ustedes no perfectos y no tienen autoridad ni moral (nadie lo tiene) para definir a nadie.




Para finalizar, a las personas que recibieron este enlace les digo:

El mensaje está entregado. Empieza la cuenta atrás...



Andréa Cristo 13 de junio de 2017.




(23)
















Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...